3 de junio de 2014

Invernal Marbore 3248m

Junio 2014

¿Invernal Marbore?
Sí. Ya ha pasado el invierno, pero la gran mayoría de cimas del Pirineo que rondan los tres mil metros aún a comienzos de este mes de  junio presentan un aspecto de lo más invernal.
Hace seis años que pise esta cima por primera vez y esta vez he vuelto a pisarla con la misma ilusión y las mismas ganas. Las vistas que ofrece no tienen comparación, al menos para mí, son de las mejores que se pueden disfrutar en el Pirineo y hacen de esta ascensión unas dos buenas jornadas montañeras.

Junto con Alfonso y Alberto, subimos desde la Pradera de Ordesa hasta el Refugio de Góriz donde pasamos la noche, muchas de las personas que pernoctan subirán al Monte Perdido, otros pocos al Cilindro de Marbore, nosotros al Marbore, hemos podido disfrutar de ella totalmente para nosotros solos.

Circo de Soaso


Cola de Caballo


 Preparados para superar las Clavijas de Soaso.


Pasamos buena noche en el refugio, nos despertamos pronto, así encontraremos la nieve para subir en buenas condiciones.
Pasado el Barranco de Goriz.


Bordeando el Cilindro de Marbore por su base.Hay muchas nubes que tapan las cimas, pero el sol y el viento aprietan con más fuerza, esto va y viene por momentos.



Una vista al Valle de Ordesa.


Nos adentramos de nuevo en la niebla.


Volvemos al sol en una de las últimas subidas a la cima, pero volvemos a coger niebla de nuevo.




 Nos deja ver paisajes espectaculares. El Cilindro de Marbore, mostrando su cara más estética.


Bello día en la cima, con una mar gigante de nubes que inundan toda la parte francesa. Disfrutamos a tope de estas vistas.





Las nubes nos tapan buena parte de otros tres miles: Picos de la Cascada, Espalda, Torre y Casco de Marbore...


Hito cima


Cilindro de Marbore


Después de un rato en la cima toca bajar. Vemos montañeros subiendo al Cilindro de Marbore, en la cima del Monte Perdido contamos otros pocos.
Nosotros tres solos contemplando todo lo que nos rodea.





De bajada hacía el refugio de Góriz.


Bordeando de nuevo la base del Cilindro.


Montañeros en la Escupidera del Monte Perdido.





Una vez llegados al refugio, comemos, montamos de nuevo las mochilas y marchamos de nuevo hacía la Pradera de Ordesa. De nuevo, para repetir una y mil veces más.

7 de mayo de 2014

Rioja Alta

El puente de mayo hemos estado conociendo la denominada la Rioja Alta, visitando algunos de los muchos pueblos que se reparten por toda esta zona.
El primer día que llegamos nos dedicamos a visitar la capital, Logroño. Comenzamos dando un gran paseo por su casco antiguo y los alrededores, no dudemos más tarde en juntarnos con la multitud en una de las calles más famosas para comer pinchos y beber vino, como es la calle Laurel.


El segundo día, teníamos cita en Haro en una de las bodegas más famosas de esta localidad, visitarla y hacer una degustación de sus vinos. La familia Muga nos explicó a todos los asistentes, con mucho detalle y pasión, toda la historia, elaboración y la dedicación que requiere el negocio del vino para que perdure a lo largo de tantos años.


A lo largo del día terminemos de visitar Haro y dos pueblos Alaveses como es El Ciego y La Guardia.
 

También visitamos los pueblos de Berceo y San Millan de la Cogolla, aquí en este último se encuentra los Monasterios de San Millán de Yuso y Suso, declarados Patrimonio de la Humanidad.


El tercer día, teníamos planeada una integral para conocer a pie la Sierra de la Demanda. Se nos fue al traste, ya que el día fue penoso, niebla que no dejaba ver absolutamente nada, nos tuvimos que dar media vuelta y volver a zonas más bajas.


Monasterio de Valvanera
 

Dediquemos a ver esta zona de otra manera: Ezcaray y Najera.



Volveremos para recorrer a pie toda la Sierra de la Demanda, pero seguramente tardaremos, hemos aprovechado estos días de buena comida y buen vino, antes de pasarnos a otro tipo de dieta.



23 de abril de 2014

Taga 2039m

El Taga es una cima concurrida de nuestro Pirineo, esto se debe a que hay muchas vías de acceso relativamente cortas y fáciles para llegar a su cima.
Podemos alargar el recorrido planeando otras circulares, pero nosotros escogimos esta circular que sale y te deja en la misma Iglesia de San Martí d´Ogassa.
El recorrido no presenta dificultad, quizás para las personas poco acostumbradas a andar, la subida hasta la Portella d´Ogassa se le puede hacer  algo pesada, pero poco más. Una vez superado el collado, otro panorama se abre entre nosotros dándonos una vista abierta de muchas cimas cercanas de la zona y de la cima, se ve la cruz blanca.




Sin pérdida alguna, encaminamos nuestros pasos hasta allí.


Comemos y disfrutamos un rato de las vistas

 

A pesar de que hemos madrugado, ya comienza a aparecer mucha gente, casualmente nos encontramos con unos amigos del centro excursionista y nos paramos a hablar un rato con ellos.



Para bajar lo haremos por la otra vertiente, llegando primero hasta el Coll de Jou y  pasando por el refugio de Sant Jordi, encontraremos el camino que nos dirigirá de nuevo hasta la Iglesia de San Martí d´Ogassa donde tenemos el coche aparcado.